jueves, 2 de noviembre de 2017

Reseña 118: Panna Cotta


Andrea Bloom quiere conseguir su sueño: convertirse en chef profesional y abrir su propio restaurante. Un programa de televisión, Supreme chef, le dará la oportunidad de su vida: un curso de cocina en The Culinary Institute of America y la estancia durante un mes en la cocina de uno de los jueces del concurso. Prometida a Samuel y a punto de casarse con él, Andrea congela sus planes de boda y se marcha a Italia para cocinar al lado de uno de los más grandes: Luca Graziani, el cocinero italiano superestrella de la televisión, juez del programa y propietario de varios restaurantes repartidos por el mundo. Él será el encargado de completar la formación culinaria de Andrea durante ese mes. Petulante, engreído y déspota, cocinar a su lado se convierte en un suplicio para ella y pronto surge la animadversión. Una antipatía mutua que marcará las vidas de ambos, una relación tormentosa que se convertirá en obsesión. Dicen que del amor al odio hay solo un paso y ocurre también en cocina que, a veces, de la combinación de los ingredientes más extraños se obtienen los mejores sabores, tan maravillosos que pueden poner en jaque corazones congelados, sueños y bodas. ¿Volverá a ser Andrea la misma después de esta experiencia?










Gracias a la editorial por enviarme la novela. Os quiero dejar el vídeo que grabé con el unboxing del libro.


Hasta ahora no había leído nada parecido, así que enhorabuena, has conseguido engancharme desde el principio hasta el final. Esta novela tiene como tema principal la cocina profesional.

Esta historia es una mezcla de conocimientos gastronómicas y una complicada historia de amor. La novela está bien hilvanada, redactada, es fresca, entretenida y con un punto picante. La trama es sencilla pero no plana, con mucha personalidad, sin clichés, es una lucha por un sueño.

Las escenas eróticas que tiene unas cuantas, están bien matizadas, no sobran ni tampoco se hacen pesadas, son perfectas.

Los escenarios están muy bien descritos, los que vamos a conocer son Las Vegas e Italia. Son dos lugares muy diferentes entre sí, ya que está el “antes” y el “después” en la vida de Andrea.

Cada escenario tiene sus personajes, también una forma de ser de cada protagonista.

Las Vegas:

Veremos a una Andrea, inocente, que se muerde la lengua para no saltar, recatada, y contenida.

También tenemos a Luca, un tipo prepotente, odioso, y engreído que hace la puñeta cada dos por tres a Andrea. Me cae mal.

Kendall, una joven brillante que nos hará reír con sus salidas y locuras. Me gusta como es. Para mí es el punto intermedio de los dos.

Italia:

Andrea comienza a espabilar, por la cuenta que la trae es cierto, pero la veremos más despierta, va perdiendo ese punto inocente que tiene, menos recatada y algo más alocada. Eso sí, profesional como ella sola en lo profesional.

Andreas, es el hermano mayor de Luca, él intentará atarle en corto, pero le costará mucho que haga las cosas como debe. Me gusta como lo ha descrito la escritora.

Giuliana, es la abuela de Andreas y Luca, esta mujer me encanta, sabe cómo hacer que todo sea perfecto aun con inconvenientes de por medio.

Luca, sí lo he dejado para el final porque en esta parte de la historia quizás le veamos un poco más “humano”, no tengo otra palabra para él. (Lo veréis en las frases que cogí)

En EEUU:

Samuel, el novio y prometido de Andrea, un joven que no he sacado nada de él, me parece algo superficial y que solo piensa en él.

Habrá más personajes pero os dejo descubrirlos vosotros mismos.

Continuemos con la reseña…

Sobre la portada, diré que me encanta, es obra de Nune Martínez, una diseñadora que habréis visto en varias novelas. Dentro del libro las recetas van en negrita, hay palabras italianas con su significado al pie de la página. Algunos capítulos llevan un dibujo coronándolo que además tendrá que ver con los cambios de tema en ese capítulo. Al final del libro encontraremos las recetas que estaban en negrita.

Los momentos que he señalado son unos cuantos, cuando leáis el libro comprenderéis muchos de ellos.

“…y mírelo por el lado positivo. Ahora tendrá más tiempo para cocinarle la cena a su novio y para pintarse las uñas de los pies…”

Debo decir que en esta frase, he añadido un post-it que pone “¡¡¡Qué Capullo!!!”

“Odio… Ella no lo miró porque de hacerlo hubiera acabado agrediéndolo…”

Yo lo hubiese agredido por ella.

“…Me ha recodado a usted, señorita...―Dijo Luca tras verla desenvolver el bote de insecticida Bloom…”
“…Muere, bicho, mueeeere…”

Estas dos frases van juntas dentro de la misma página, como veréis cuando lo leáis por qué se me ha ocurrido ponerlo. 

“Nos vamos a ver hombres cachas y desnudos…”

“Le lanzaba a él una mirada de Vade Retro…”

“…y no llore, se pone aún más fea…”

“Eres prepotente, cínico, desagradable, celoso y yo diría que patológicamente posesivo”

“Cuando te cambies al acabar el turno déjate solo las medias”

Señor, sí señor, ¡que mandón!

“¿Comerse un diente de ajo crudo y… de ese color? ¡Ni borracha!”

¿De qué color creéis que sería?

“Y para su sorpresa lo encontraba cálido y tierno”

Mmmm, esta parte es…

“Non piangere à no llores (En italiano)”

Yo aquí lloré.

Al final del capítulo 14 no he podido dejar de llorar, esta parte se me ha hecho muy triste por lo que iba a pasar

“Digamos que Rumpelstiltskin había pasado a ser el adorable Grumpy”

Después de estas frases deciros que he reído, he llorado, odiado, es una historia que te cuenta que tienes que vivir la vida, no al límite, pero sí intentar alcanzar tus sueños porque quien sabe si algún día podrás conseguirlos.



En definitiva, Panna Cotta, es una novela preciosa de superaciones, de amores imposibles, de mucha cocina, y sobre todo con un final muy intenso. No te lo puedes perder. 






3 comentarios:

  1. Pues tiene buena pinta, no lo descarto

    ResponderEliminar
  2. Paso corriendo por que lo tengo entre mis pendientes

    ResponderEliminar
  3. Hola, guapísima!

    Me encanta el libro. Pero me encanta muchooooo.

    Bonita entrada, querida.

    Un saludazo desde Mallorca. Lou G de Gocce di Essenza BLOG

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, eso sí te pido respeto para mí, la entrada y también el autor o autora.