viernes, 23 de febrero de 2018

Entrevista a... Valeria Marcon


Valeria Marcon es una escritora que conocí hace tiempo y me encanta como es. También es correctora profesional y de estilo. 

Novelas escritas:

Animales Nocturnos




Para comenzar…

¿Quién es Valeria Marcon?

Siempre es complicado definirse a una misma.  Soy la suma de muchas Valerias que han pasado por muchas vivencias desde que salí de mi país, Venezuela, hace ya 17 años.  Pero sobre todo, soy una mujer que vive con intensidad cada día. 

¿Es tu verdadero nombre o trabajas con seudónimo? Y ¿por qué?

He trabajado siempre con mi nombre; nunca me he imaginado con otro.  En muchas mitologías y leyendas los nombres propios tienen gran significado y resultan incluso poderosos. 
Aunque no descarto algún día usar un seudónimo; firmar como otra persona, hombre o mujer, debe ser emocionante porque adquieres otra personalidad y más libertad al asumir otro rol.

¿A qué edad comenzaste a escribir?

Desde muy niña sentí inclinación por las letras.  Ya a los trece años escribí mi primera novela de aventuras, El enigma de una mirada, y gané mi primer certamen literario en Caracas, Venezuela.

Si tuvieras que definirte con un adjetivo, ¿cuál sería? Y ¿por qué?

Apasionada.  Mis actos están cargados de pasión.  Y la mejor manera de expresarlos es a través de la escritura.  Si no lo hiciera, creo que explotaría como un volcán. 



Sí fueras un animal, ¿cuál serías? Y ¿por qué?

Me lo pones difícil porque me gustan muchos.  Pero en estos momentos, concretamente, me siento más como el águila calva.  Es un animal majestuoso, que vuela muy alto y en solitario.  Para los nativos americanos las águilas eran mensajeros entre los dioses y los seres humanos. 

Cómo lector, ¿qué tipos de novelas te gusta leer?

Me gusta la literatura fantástica.  Cuando era niña me devoraba todos los cuentos que caían en mis manos.  Tolkien fue un gran referente para mí en la adolescencia. 

¿Cuál ha sido tu última lectura?

Las mujeres que escriben también son peligrosas, de Stefan Bollmann.  Este libro me gustó mucho, es muy estimulante.  Hace un recorrido por aquellas autoras que desafiaron los cánones de su época y se atrevieron a rebelarse usando la pluma y el ingenio; y hace una reflexión acerca de  por qué para una mujer escribir es un acto peligroso desde tiempos inmemoriales.  Muchas mujeres debían ocultar su condición y firmar bajo seudónimos masculinos, ya que era una profesión netamente masculina.
Incluso hoy día se mira más con lupa lo que escribe una mujer que lo que escribe un hombre. 

¿Cuáles son tus escritores favoritos?

Son muchos, pero voy a nombrar algunos: Isabel Allende, Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Laura Esquivel, J.K. Rowling, Tolkien…



En el tema profesional como escritor…

¿Cuál ha sido tu primer libro escrito y tu primera novela publicada?

Mi primer libro escrito fue El enigma de una mirada.  Contaba con trece años de edad.  Y mi primera novela publicada fue Animales nocturnos.

¿Por qué decidiste publicar tu primera novela? 

Sentía una gran necesidad de gritarle al mundo: «¡Estoy aquí y tengo algo qué decir!».  Como escritora tengo mucho que aportar y compartir.  Si puedo poner mi granito de arena y ayudar a las personas a soñar con mis historias y a identificarse con ellas, entonces habré cumplido mi propio sueño. 

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla? 

Sí, en varias ocasiones.  Una de ellas fue cuando me di cuenta que algunas editoriales solo deseaban lucrarse con mi trabajo y yo no tenía ningún control sobre las ventas o la distribución de la obra.  Hoy día no acepto una «coedición», porque considero que un autor no debe pagar por publicar.  Seguramente, me lincharán por esto que acabo de decir, pero te aseguro que no soy la única que lo piensa.  Cuando llevas muchos años en esto ves cómo ciertas editoriales juegan con los sueños de los escritores y se aprovechan.  Quiero alejarme de todo lo que sea pagar por editar o tener que encargarme de hacer campañas de crowdfunding para cumplir con unos objetivos fijados por algunas editoriales o ceder los derechos de autor y de distribución.  Este sería un tema largo que daría para muchas entrevistas.
La otra ocasión en que casi tiro la toalla fue cuando mi salud no me permitió sentarme a escribir.  Mi vida cambió drásticamente a todo nivel.  Aprendes a valorar cualquier detalle de la cotidianidad porque ya no puedes hacer las cosas como antes.  Ahora me estoy recuperando, poco a poco, y he vuelto al «ruedo».  Jamás dejaré de luchar por mis ideales.  Escribir es para mí la mejor medicina que puede existir. 

¿Escribes a mano o a ordenador?

Depende.  Si estoy en la calle y me surge una idea, tomo el bolígrafo y mi libreta, y hago unos breves apuntes.  Pero prefiero el ordenador, ya que me permite organizar al tiempo que escribo. 

¿Cuál es tu mejor momento para dedicarte a escribir?

Cuando mi niño pequeño está en la escuela o se acuesta a dormir.  Necesito concentrarme y estar tranquila.  Es complicado buscar otros momentos fuera de esos. 

¿Has tenido algún problema con tus mus@s a la hora de escribir?

Claro que sí.  A veces las musas se toman vacaciones.  Pero regresan pronto  porque las obligo a volver.  La inspiración debe encontrarte activa y dispuesta. 



¿Sobre qué no escribirías? Y ¿Por qué?

Sobre política o ensayos.  Prefiero no meterme de lleno en problemas por mi ideología o por mis creencias.  En la ficción encuentro el mejor camino para exponer lo que pienso.

¿Cómo te ves en el futuro?

Me imagino escribiendo y viviendo de mi profesión.  Me veo logrando mis metas. 

¿Qué prefieres libro electrónico o papel? y ¿Por qué?

Ambos.  El libro electrónico es más económico y fácil de llevar, aunque debes tener el dispositivo para poder leer y no todo el mundo lo tiene.  El libro en papel tiene un encanto que jamás pasará de moda y es más común su uso en las personas que se resisten todavía al libro electrónico.  Cada uno tiene sus ventajas.  

¿Cómo promocionas tus obras?

Utilizo las redes sociales para la difusión y la promoción.  También realizo charlas y coloquios junto con otros autores o autoras como una forma de ayudarnos y darnos publicidad.  La visibilidad es muy importante. 

¿Cuál es el género que no escribirías y por qué?

Hubo un tiempo en que jamás me hubiera atrevido a incursionar en la poesía o en la novela romántica.  Pensé que la poesía era exclusiva de los poetas y no debía meter mis narices en ese mundo.  Leí algunas novelas románticas y me dije que no me veía escribiendo una escena con alta carga erótica, porque de inmediato haría que los personajes pasaran a la escena siguiente, con una elipsis.  Ahora sé que soy capaz de escribir cualquier género y cualquier estilo que me proponga.  Tengo buenas amistades que se dedican a la poesía y a la novela romántica, y admiro mucho su trabajo.

¿Cuál es el género con el que más a gusto te encuentras escribiendo?

Fantasía y sus subgéneros, sin lugar a dudas. 



Sobre tus novelas:

¿Has escrito alguna antología? si es sí, ¿cuál?

No todavía.  Pero está dentro de mis proyectos. 

Animales Nocturnos, ¿cómo fue su creación?

Animales nocturnos se gestó hace varios años, cuando vivía en Venezuela. Nació con la generación de vampiros modernos de cualidades, si se quiere humanas, pasando de ser villanos a héroes malditos o, mejor dicho, antihéroes; monstruos embellecidos gracias al romanticismo. La historia se nutre del folclore y de las leyendas antiguas, porque era imprescindible conservar algunas de las raíces originales del vampiro antiguo para combinar sus características con la nueva imagen que se ha creado de él hasta el momento gracias al cine y a otras manifestaciones artísticas; era importante conservar el trasunto del mito, pero al mismo tiempo contribuir a la reinvención del mismo. Porque, insisto, no tiene nada que ver la imagen del vampiro tradicional con la del vampiro moderno de hoy día.
Asimismo, se imbuye de la literatura gótica y moderna, haciendo un homenaje a escritores como Sheridan Le Fanu o Anne Rice, por nombrar a algunos; sin olvidar, por supuesto, a Drácula de Bram Stocker, como un importante referente que siempre permanecerá en el inconsciente colectivo, en la memoria de todos nosotros.
En Animales nocturnos los vampiros, a pesar de ser personajes oscuros y siniestros, son cercanos, diferenciados entre sí por las mismas oposiciones que ha habido y que hay en cualquier sociedad humana a lo largo de la historia hasta nuestros días. Están descritos y representados como cualquier persona con la cual se pudiera convivir, eso sí, en un lugar geográfico imaginario donde, en cualquier momento, puede romperse esa delgada línea de cohabitación
Definitivamente, este libro, Animales nocturnos, ocupa un lugar muy importante en mi corazón porque en él puse todo mi ser: mi carne, mi alma, mi sangre, mis esperanzas. Hacerlo me llevó tiempo y esfuerzo. Un esfuerzo que se vio recompensado el día en que tuve el primer ejemplar editado en mis manos.


¿Por qué publicarla con editorial y no autopublicada?

Pensé que publicarla bajo un sello editorial sería mejor en aquel momento, ya que no estaba bien considerada la autopublicación.  Ahora me doy cuenta de que autopublicar es tan válido o más que hacerlo con una editorial, ya que el esfuerzo es mucho mayor, aprendes a maquetar, a diseñar tus portadas y a corregir, en mi caso, soy correctora profesional y de estilo.  Hay grandes autoras y autores, conocidos o no, que prefieren la autopublicación porque tienen el control absoluto sobre su obra.  Además, hoy día tienes que hacer tu propia campaña de promoción y difusión, y gestionarlo todo, así que ¿por qué no romper una lanza a favor de la autopublicación?

¿Nos contarías qué nos vamos a encontrar en ella?

La eternidad es una carga pesada.  Si fuéramos eternos, todo cambiaría a nuestro alrededor, excepto nosotros.  Los personajes de Animales Nocturnos se nutren de esta eternidad; son fantasmas, un remedo de lo que una vez fueron, que vagan en el mundo sin experimentar cambios mientras que el mundo evoluciona a su alrededor.  Esta historia, a fin de cuentas, trata sobre vampiros.  ¿Acaso hay alguna otra criatura más atormentada por su inmortalidad que ésta?  ¿Qué otro personaje es capaz de reflejar con tanta certeza y crueldad las dudas, los conflictos o la oscuridad que habita en nuestro interior?  ¿Hay alguna esperanza para la redención dentro de las sombras?
Esta ficción se ubica en un lugar también de ficción, ideal para desatar el imaginario vampírico hasta sucesos desbocados.  Los mortales e inmortales habitan sus calles.  Un suceso que genera el caos, ya que estas dos facciones irreconciliables, en principio, no pueden coexistir sin enfrentarse.  Los seres de la noche quieren aplastar a la humanidad y esclavizarla, mientras que los mortales luchan desesperadamente por sobrevivir y resistirse.  Esta lucha entre el bien y el mal no dista mucho de todas aquellas luchas ocurridas a lo largo de la historia de género humano.  Siempre ha habido y habrá una excusa para actuar según la conveniencia de cada bando.
Para Thomas Hobbes, la guerra era un estado natural del hombre por su propia ferocidad, por las consecuencias de sus propias pasiones carentes de moral.  Claro que esta afirmación la hizo hace casi tres siglos, en el clamor de las teorías evolucionistas y el desarrollo de la sociología.  Pero, tal vez debamos preguntarnos ¿ha cambiado en algo esta naturaleza del hombre de ser un depredador para sí mismo y el resto de las criaturas?  ¿Es la paz un sueño que solo tiene su realización gracias a la guerra, a la lucha constante por la supervivencia?
Hay pasiones que inclinan al hombre hacia la paz y la redención y es allí donde radica la posible significación de la historia de Animales Nocturnos.  Quiere dejar abierta la posibilidad de esta redención, la de las sombras que empañan el espíritu de sus personajes.  Claro está que, cada lector sacará sus propias conclusiones.
En este mundo complejo de luces y sombras hay cabida para otros temas universales como el amor y el odio, la lealtad y la traición, la amistad y la enemistad.  El uso recurrente de la coincidencia de los opuestos no es casualidad, ya que la vida misma está llena de estas coincidencias, sin las cuales no podríamos vivir.  La dicotomía entre Dios y el Diablo es un perfecto ejemplo.  No hay oscuridad sin luz.  E irremediablemente, los opuestos se atraen.
Los personajes de este universo no son buenos ni malos en su totalidad.  Se mueven y se manejan al igual que nosotros en una espiral de pasiones, esperanzas y sentimientos.  Podrían convivir perfectamente en nuestro entorno, con la única diferencia de que algunos tienen colmillos.
Al final de la historia, cuando el lector se haya paseado por las calles y mirado a través de los ojos de los personajes, es posible que se plantee muchas preguntas: ¿quién triunfará realmente?, ¿qué mundo puede quedar si la oscuridad prevalece?, ¿los vampiros son la parte negativa que queremos ocultar o somos como ellos aún sin proponérnoslo?  Estas cuestiones y otras más las dejo en el aire.  Tal vez sea una forma de convocar al vacío, a la nada que envuelve a los personajes, los ahoga, los sofoca en la mente y en el espíritu; una manera de reflexionar acerca de si es un verdadero final.


  
La portada, ¿es creación tuya o de la editorial?

La portada fue creación del artista Luis Serrano.  A él le debo la imagen tan maravillosa que plasmó de los personajes principales. Supo captar de inmediato la personalidad y la atmósfera de la historia. 

¿Por qué recomiendas leer tu historia?

No quiero desvelar más de lo que deba, pues la idea es que los lectores descubran cuánto hay del vampiro tradicional y moderno y cuánto hay de las leyendas que forjaron a este personaje.  Como podrán intuir, es una invitación directa para que lean Animales nocturnos y saquen sus propias conclusiones.  Es una invitación a descubrir si estas supersticiones que rodean a la figura del vampiro continúan vigentes o han perdido su poder, si son verosímiles dentro del universo fantástico de la historia.
No hay ninguna duda de que la figura del vampiro ha causado y causa una fascinación irresistible.  Son muchas las sensaciones, desde aversión hasta atracción.  No podemos olvidar que el vampiro ha cambiado con el paso del tiempo; aquel ser aterrador que salía de su tumba para atormentar a los vivos ya no es tal, puesto que ahora duerme en una cómoda cama con sábanas de seda en un magnífico loft en Nueva York o en cualquier otra metrópolis que ofrezca un amplio menú. 

¿Qué se van a encontrar? 

Al vampiro en toda su esencia. 



Última pregunta…

¿Tienes alguna novedad que puedas contarnos? Sí es sí, ¿Cuál es?

¡Por supuesto que tengo novedades!  Una de ellas es la publicación de mi novela Sueños mecánicos, de ciencia ficción, cuya portada también ha sido hecha por Luis Serrano. Debido a mis problemas de salud me demoré mucho tiempo en corregirla, maquetarla y diseñar el libro.  Verá la luz muy pronto en Amazon. 
Es una historia de ficción especulativa que ahonda en la esencia de la Naturaleza Humana.  Explora los sentimientos más profundos y los pone en el tablero de juego, y nos hace preguntarnos hasta qué punto el ser humano está perdido y si es posible recuperar la inocencia y los recuerdos.  También plantea la lucha por salvar los últimos vestigios que quedan de la Humanidad: la bondad, la empatía, la sensibilidad y la compasión.  De ahí la importancia de protegerla y preservarla, mucho más que luchar por restablecer el equilibrio ecológico del planeta.  Dentro del universo fantástico de la novela hay un llamado a la reflexión acerca de las consecuencias que pueden acarrear un desastre nuclear y todo el cambio que puede generar a nivel social y científico, así como los brutales cambios en los diferentes ecosistemas del mundo.
En Sueños mecánicos los cíborgs, mutantes y humanos conviven en una tensa calma que se ve amenazada siempre por la lucha de la supervivencia y por el creciente odio surgido a raíz de una hecatombe nuclear.  El mundo se ha vuelto un lugar extraño y casi inhabitable.  Un nuevo orden social ha crecido e imperan consignas de rabia contra todo lo que recuerda a los tiempos pasados.
Los personajes realizan un largo periplo a través de nueva geografía del nuevo mundo y, al mismo tiempo, hacen un viaje iniciático donde descubren que son capaces de hacer grandes hazañas, que requieren de mucho valor y determinación, y de superar los obstáculos y aprender de sus errores.  Un viaje exterior y un viaje interior.  El verdadero camino que los transforma héroes.




Gracias por todo, es un placer tenerte por aquí. Besotes

Gracias a ti por la oportunidad que me has brindado.  Un beso gigante para ti y tus lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar, eso sí te pido respeto para mí, la entrada y también el autor o autora.