Reseña 82: No lo llames amor

martes, 25 de julio de 2017



La convivencia no es fácil en una comunidad de vecinos. En la mía hay malentendidos, vecinos cotillas, niños ruidosos, ancianas de rígidas tradiciones, mujeres de disipadas costumbres (por lo visto, una de esas soy yo), divorciadas rompepelotas, apuestos metrosexuales y, aunque te cueste creerlo, hasta un par de personas que están en sus cabales. Bueno, más o menos...
En medio de esa fauna urbana habito yo. Y vivo, mejor dicho, vivía, muy tranquila, hasta que me he vuelto loca por un nuevo vecino... Es un hombre solitario, de mirada taciturna y labios golosos que se ha instalado en el edificio hace un par de meses con su abuela, que, por cierto, es mi enemiga acérrima. ¡Estoy pensando en liarme con él solo para molestarla!
Aunque claro, el que cada vez que lo veo me muera por besarlo es un plus. Y si esto no fuera suficiente para alterar mi (escasa) paz mental, ahora también tenemos a un macabro bromista que se dedica a dejarnos regalitos en los descansillos de la escalera. ¡Espera a que lo pille!







Agradecer a Laura de planeta que me mandara el libro. La verdad que Noelia amarillo me encanta y cuando me enteré que había sacado una novela romántica, de risa y erótica no me lo pensé dos veces. (Aunque debo decir que si no lo hubiese mandado la editorial lo hubiera comprado algún día)

Noelia nos propone una historia algo loca en una comunidad de vecinos. (Es cierto que cuando lo leí me recordó a varias cosas, una de ellas la serie “Aquí no hay quien viva” y otra la historia que están haciendo dos escritoras) pero realmente no se parece a ninguna de los dos. Es cierto que es una comunidad, pero aquí nos encontraremos a romeo y Julieta. A un demonio y mucha risas.

En esta historia he reído, he llorado (en un momento casi al final del libro que era súper bonito y tierno), he sufrido en algunos momentos cuando la historia se ha puesto algo turbia y también me he asqueado un poco. (Esto último es un pequeño “pero”)

Esta novela tiene en algunos capítulos partes de historia de Madrid, donde cuenta cosas muy interesantes que yo no sabía.

Os contaré que os vais a encontrar en esta historia, primero de todo la portada que me encanta, las camisetas son una pasada. Segundo, hay un cuadro con todos los pisos y sus habitantes. Tercero en el prólogo nos habla ella, la protagonista de esta historia, Eva. Después en cada capítulo hay un pequeño “prologo” de alguien del edificio o contando como he dicho partes de la historia de Madrid, en primera persona. El resto del capítulo está en tercera persona.  Y por último el epílogo está en primera persona por Adán.

En la historia también tengo un “mini” pero. En algunos capítulos el “loco” que no os puedo decir quién es, tendréis que descubrirlo vosotros mismos, están algo asquerosos, he tenido momentos de puaggg. Pero es que son necesarios para que haya una mota de misterio e intriga y no se haga monótona, entre tanto momento épico.

Salvo esos momentos, el resto de la novela se lee en un abrir y cerrar de ojos, me ha durado poquito dentro de lo que cabe (es bastante gordito) además la pluma de ella es fresca, divertida y única. Ya se lo he recomendado a mi madre.

Tengo varias frases o momentos que me han gustado:

“… la había llevado al parque de atracciones…habían bebido vino como si fuera sangre…”

“…. ¿Qué estás pensando?... Que me aburro… Pues cómprate un burro…”

Los personajes son unos cuantos, no sé bien por donde contaros…

Empezaré hablando de mis favoritos: (sí, sí, como leéis hay varios)

Cruz, Dolores y Paco.
Cruz es uno de los amigos de Eva, un hombre genial, que tiene más pluma que los plumeros, sensible, buena persona y adorable. (Es tan achuchable como un osito de peluche)
Dolores, es la abuela de Adán, una mujer de armas tomar, la tiene tomada con la protagonista, pero no es todo oro lo que reluce.
Paco, sin duda es un tipo raro pero extraordinario, aquí Noelia ha conseguido volverme loca con él.

Luego os hablaré de los protagonistas:

Adán y Eva. (Sí como en el génesis)
Adán, es un joven que lo tiene todo pero que se va a cuidar de Dolores, y que pasará… pues que se encontrará con Eva, la cual lo embrujará como su fuese una bruja… ¿qué pasará con ambos? Sorpresa.

Además habrá muchos personajes secundarios:

Por un lado tenemos al mudo, el ogro y el inspector. De ellos solo diré que el ogro no es tan ogro como lo pintan.

Por otro lado tenemos a Bruno, Gala y Vicenta. Bruno vive con Cruz, son pareja y él tiene que aprender a valorar más lo que tiene. Gala vive con sus hijas, la mujer es una rompe… huevos. Y Vicenta es la yaya de todos pero que tiene una agilidad tanto física como mental asombrosa.

Me queda solo hablar de Calix y Rodrigo, entre ellos habrá momentos tensos y serán pretendientes de Gala. ¿Con quién se quedará?

En resumen, No lo llames Amor, es una novela divertida con momentos de suspense, con mucho romanticismo, erotismo y sensualidad que harán de tu lectura un buen entretenimiento. Lo mejor para el verano.


100% RECOMENDABLE











4 comentarios:

  1. Hola.
    Este no es mi tipo de genero que yo suela leer pero pienso darle una oportunidad ya que me ha atrapado la sinopsis y lo que has contado. No se, me ha recordado, un poco, a la serie Aquí no hay quien viva, que la veía cuando era pequeña.
    Muchas gracias por la reseña.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi al principio también, pero luego ves que no tiene nada que ver. Espero que la disfrutes. Besos infinitos

      Eliminar
  2. Gracias por la reseña, Ester!!! Me encanta!!

    ResponderEliminar
  3. Hola
    La tengo para este verano, qué ganas!! Sólo habláis maravillas de ella.
    Besos ❤

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, eso sí te pido respeto para mí, la entrada y también el autor o autora.

La puerta de los libros infinitos | By Dreaming Graphics Con la tecnología de Blogger