jueves, 25 de septiembre de 2014

Entrevista a Maria Martinez

Tengo el honor de tener en el blog, a María Martínez, una bella persona que conocí hace mucho tiempo, creo que en un Encuentro de RA, en persona y luego por Facebook hace más. Pero para mí, junto con alguna que otra escritora, es mi punto débil. (Te quiero niña).

Gracias, Ester, por esta oportunidad. Estoy encantada.




*************




BIENVENIDA MARIA



¿Quién es María Martínez? 


M. No hay mucho más de lo que se ve a simple vista. Soy una persona muy tímida a la que le cuesta hablar de sí misma. Tengo un carácter alegre y muy inquieto. Soy incapaz de estar sin hacer nada, y cuando no me queda más remedio, es como si me estuvieran torturando. Soy curiosa e impaciente, y siempre me preocupo demasiado por todo. 



Creo que tanto yo como los lectores se estarán preguntando, ¿por qué ese género literario (Paranormal romántico)? 


M. No sabría decir exactamente por qué. Siempre me ha gustado la fantasía, la ficción, todo lo paranormal. Seres hermosos con poderes sobrenaturales, vidas misteriosas y peligrosas, aventuras con la imaginación como único límite. ¿Quién no podría sentirse fascinado por todo eso? 

Pero todo evoluciona y ya no me muevo solo en ese género. Mis últimos trabajos son realistas, contemporáneos, y me siento tan cómoda en este género como en el paranormal. 



Sobre las portadas, (ya sabes mi gran debilidad). ¿Están hechas por ti? ¿Cómo has pensando en ellas? 


M. Las portadas son un trabajo de equipo, porque sin Nune Martínez no habrían sido posibles. Supe desde el primer momento lo que quería. Busqué las imágenes adecuadas, adquirí sus derechos, trabajé con ellas en el boceto con mis escasos conocimientos en diseño y una vez que logré la composición que creía adecuada, Nune hizo su magia y las dejó perfectas con su talento, sugerencias y aportaciones. 



Sobre la trilogía Almas Oscuras, este tercer libro es el último, Juego de ángeles. Cuéntame algo sobre él. 


M. Ha sido el libro más difícil que he escrito hasta ahora. La evolución de la historia y el tiempo transcurrido desde el primer volumen complicaron su desarrollo. Cuando empecé a escribirlo, casi dos años después del segundo, toda mi percepción del conjunto había cambiado, incluida yo como escritora. Así que me encontré con unos personajes que habían cambiado completamente de registro y con una trama que, en un solo parpadeo, se había vuelto mucho más oscura y complicada. Escribir dentro de los límites que marcaban las entregas anteriores, con todos los cambios que mi instinto me empujaba a hacer, se convirtió en todo un reto. 

Al final creo que he conseguido lo que buscaba. Estoy contenta con el resultado y esta trilogía acaba como debe acabar. Estoy satisfecha y parece que los lectores también. Meta conseguida. 


Yo. Además debo decir como reseñadora, que le vi más oscuro y mucho más inquietante que los primeros. 

Sobre Pacto de Sangre, el primero de la trilogía. ¿Cómo describes a tus personajes? 


M. Pacto de sangre fue el primer experimento, la primera novela que escribí y se nota en todos los sentidos. El desconocimiento absoluto de un trabajo que cuesta aprender y que solo se logra con experiencia. Los personajes en este libro aún no tienen una personalidad definida. Son un cúmulo de detalles y características de otros personajes. Son cándidos, con poco carácter, indecisos. Estaban marcados por los estereotipos del momento. Por suerte, todo eso ha ido cambiando y han encontrado su propia voz. 

Yo. Pues a mí me encanta. Y la recomiendo, fervientemente. 

¿Qué opinas de la piratería? ¿Ayuda o no al escritor? 


M. Es un tema espinoso. No tengo una postura clara. Me considero afectada por la piratería, con cuatro novelas en formato digital y miles de descargas ilegales de cada una, es evidente que las cosas me podrían ir mucho mejor si todas esas personas hubieran invertido en su compra los apenas dos euros que cuesta cada una. Escribir una novela me lleva casi un año, sacrificando muchas cosas. Es un trabajo. Un trabajo de verdad aunque no lo parezca a otros ojos. 

Desconozco los motivos reales que llevan a una persona a descargar un libro. Supongo que habrá tantas razones como personas. Yo me he encontrado con adolescentes que me pidieron directamente el epub de mis novelas, alegando que sus padres no usaban tarjetas para compras en la red por miedo a que las «hackearan»; padres a los que la compra de libros les parecía una memez cuando había otras necesidades, y un sinfín de motivos similares a estos. Otros admitían haberlos descargado y, aun así, creían correcto escribirme para decírmelo. Otros simplemente lo consideran un derecho, está ahí y lo cojo porque sí. Con esta realidad no es que no me importe que se los descarguen, es que no me queda más remedio que aceptarlo y hasta entenderlo en casos puntuales. 

Pero tengo que confesar que, en mi caso, los lectores que han llegado a mis libros de este modo han sido otro pilar más en mi camino. He tenido la suerte de que me han apoyado, hablan de mis novelas y las recomiendan. Han sido una ayuda en muchos casos. 



¿Cuál es el género que piensas que jamás escribirás? 

M. Novela negra. De momento no me veo en ese género. 







A parte de la escritura, ¿tienes otros talentos? 


M. Talentos no sé, pero aficiones sí. Me encanta fotografiarlo todo, aunque se me da de pena; y no es falsa modestia, lo hago fatal. Tuve una época en la que me encantaba comprar abalorios y diseñar pulseras, anillos…, aún lo sigo haciendo de vez en cuando y esto se me da mucho mejor. 



¿Cuál ha sido el reto más importante al que te has enfrentado en tus novelas? 


M. Soy muy dramática, así que un solo reto sería algo muy fácil. 

Mis novelas están repletas de retos a los que he tenido que hacer frente y que he superado lo mejor que he podido, desde la página en blanco a los callejones sin salida cuando la historia se atasca, pasando por las inseguridades sobre la calidad de la novela hasta la impaciencia y los nervios mientras espero las opiniones y valoraciones. ¡En realidad esta vida es un sinvivir! 



¿Has pensado escribir otros géneros? 


M. Sí, y no solo lo he pensado, como ya comentaba, he cambiado de registro en mis dos últimos trabajos. Tengo dos nuevas novelas dentro del contemporáneo, ambas para jóvenes/adultos, de las que espero poder dar buenas noticias muy pronto. 

Yo. Eso, eso, algo más adulto. 


¿Qué es la palabra Literatura para ti? 


M. La tengo impresa en el ADN. Forma parte de mi vida. La he convertido en mi trabajo y es mi pasatiempo favorito para evadirme y descansar. Es un todo. 



¿Tienes algún otro proyecto o novedad que nos puedas contar? 


M. Sí, tengo proyectos, y no, no puedo contar mucho sobre ellos. Estoy trabajando en dos novelas: una historia contemporánea mucho más profunda, madura y adulta que lo anteriormente escrito, en la que intento desarrollarme como escritora arriesgando un poco más; y una idea fantástica con tintes épicos, tengo muchas ganas de escribir algo así. Eso es lo que puedo decir de momento. 

Yo. Que ganas de leerte. 

¿Qué prefieres formato digital o papel? ¿Por qué? 


M. Como lectora prefiero el papel, no puedo evitarlo, soy muy tradicional en ese sentido. Y sí, por todos los tópicos que se suelen decir: el tacto de las páginas, el olor, la sensación… Pero me he acostumbrado a los libros digitales y leo mucho en ese formato. Soy una compradora compulsiva de libros y para no arruinarme debo equilibrar las compras con ambos formatos. 



Y por último, cuéntame algo de una de tus novelas. 


M. Quizá no sea lo más acertado que un escritor pueda decir de su propio trabajo, pero si hablar de mí misma me cuesta, de mis novelas también me resulta difícil hablar. 

Nunca seré objetiva, aunque lo intento. Es difícil que acabe al cien por cien satisfecha con una de ellas. Me gustan, me encantan, pero siempre tengo ese sabor amargo de que podrían ser mucho mejor. Más perfectas, tanto en calidad narrativa como de estilo, gramática y ortográficamente. 

Lo que sí te puedo contar, es con cada trabajo que acabo esa sensación es menor. Voy encontrando mi propia voz y las historias que de verdad quiero contar, y esa comodidad se refleja en lo que escribo. Así me siento con la novela que estoy escribiendo ahora. Es una historia mucho más meditada, documentada y elaborada que las anteriores, también más calmada por la forma en la que la estoy escribiendo, sin prisa, sin ansiedad por avanzar. Puedo imaginarla durante días antes de escribir una página más.







**********************


Muchas gracias de nuevo por participar.

Tener buena semana y comentar mucho. Gracias. 







1 comentario:

  1. Hola Ester
    Me encanto esta entrevista,Maria es una escritora que me a encantado mucho con su primer libro de Almas Oscura. Si, me quede con ese libro, porque por mala suerte no puedo hacerme con los otros, como sabrás, no puedo comprar por internet, y no soy de visitar a menudo las librerías para ver si están en mi país (si soy muy pobre =( )
    Me encanto poder conocer un poro más de ella, es fantástica ^^
    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, eso sí te pido respeto para mí, la entrada y también el autor o autora.